LIMPIEZA FACIAL Y DOBLE LIMPIEZA NOCTURNA

LIMPIEZA FACIAL Y DOBLE LIMPIEZA NOCTURNA

LIMPIEZA DE LA PIEL DEL ROSTRO

Una de las claves para lucir una piel bonita es la correcta limpieza de la misma.

No se trata sólo de la belleza de la piel, sino que cualquier tratamiento posterior será mucho más eficaz libre de impurezas.

 

LIMPIEZA COSMÉTICA:

Los cosméticos limpiadores deben eliminar la suciedad propia de la piel, sebo, sudor y la que le viene de fuera polución, cosméticos, ayudando a garantizar la función barrera de la emulsión epicutánea (es una mezcla de sebo y sudor) y el cemento intercorneal.

El tamaño y solubilidad de las moléculas de los limpiadores determina en gran medida el mecanismo de actuación y la efectividad y la tolerancia.

El lavado debe de ser con un producto adecuado a la piel día y noche y no agresivo., aunque no nos maquillemos.

Consecuentemente, un lavado agresivo o excesivo favorece la eliminación de los gérmenes de la superficie de la piel, reduciendo de forma más o menos permanente la flora saprofita, con lo que se desprotege la piel frente a las infecciones.

La flora de la piel, y su desequilibrio puede ocasionar su sustitución por patógenos.

Los productos destinados a la limpieza del rostro, además de ser afines a la piel, no deben tener efectos irritantes ni sensibilizantes y ser capaces de mantener intacta la capa lipídica de la piel.

 

LIMPIEZA POR EMULSIONAMIENTO:

Es la que todos hacemos a diario

La suciedad tiene una carga distinta de la piel. La superficie cutánea presenta una carga global negativa, frente a la carga positiva de las partículas de suciedad. De tal forma que como las cargas de signo contrario se atraen, será difícil su desprendimiento y limpieza por un simple arrastre.

El agua no suele ser suficiente para el desprendimiento de la suciedad, pues sus moléculas tienen una gran tensión superficial.

Añadiendo un tensioactivo que disminuye la tensión superficial del agua, conseguimos formar una emulsión con la suciedad, que se retira después con agua.

 

FORMAS DE LIMPIEZA

  • Se establecen dos formas de limpieza con tensioactivos:
  • Higiene húmeda se retira con agua en baño o ducha
  • Higiene seca apenas necesita agua o sin agua

 Higiene seca:

Para la higiene seca, suelen emplearse leches limpiadoras, con tensioactivos y materias grasas sin capacidad irritante ni sensibilizante.

La forma de empleo consiste en la aplicación sobre la piel sucia de la leche limpiadora, que se retirará mediante un suave masaje ayudándose de un tisú de celulosa o algodón. La emulsión capta los restos de grasa y suciedad, que serán eliminados de la superficie cutánea por el tisú.

En cosmeticamedida hacemos una para piel muy sensible y Rosceas

 

HIGIENE HUMEDA

Que se retira con agua, como que no todas las pieles son iguales y no requieren los mismos cuidados.

La piel grasa necesita más cuidados que una seca, puesto que secreta más cantidad de sebo.

LIMPIEZA DE DIA

  • Piel seca crema de mantecas o leche desmaquillante
  • Piel con rosácea leche sin aclarado
  • Piel grasa gel equilibrante
  • Piel normal-mixta espuma limpiador o crema-gel .
  • El agua micelar para ocasiones puntuales o bien como segundo paso en la limpieza nocturna con aclarado.

 

En cosmeticamedida tenemos diferentes limpiadores según tipo de piel

-Piel grasa con o sin acné un gel con tensioactivos derivados de azucares respetuosos con la piel con Pomelo y aceite esencial de  Arbol del té, perfume de Frutas del bosque para enmascarar el olor del Arbol del te, o sin perfume a petición del cliente. Se masajea y retira con agua.

Deja una agradable sensación de frescor

-Piel mixta una crema gel espumosa, es una emulsión lavante hidratante a la que se le ha añadido tensioactivos espumantes.

-Piel seca es una crema a base de Manteca de Olivo, Karite, aceite de coco y una base lavante

 

 

EL AGUA MICELAR

Las aguas micelares: que combina la suavidad y la eficacia de una base limpiadora, por las micelas de aceite, con la frescura tonificante y vivificante de la fase acuosa. Estas las recomendamos solo en caso de urgencia, fin de semana o como segundo paso de la doble limpieza

Las aguas micelares en pieles secas pueden resecar.

Para pieles delicadas, reactivas o atópicas les va bien retirarse la leche limpiadora con un algodón impregnado de agua micelar.

 

 LIMPIEZA DE NOCHE

Higiene húmeda con aceites: Doble limpieza nocturna

Se trata de la limpieza de noche en dos pasos 1º un limpiador aceitoso que arrastrará los desechos lipídicos y el segundo paso arrastra lo soluble en agua y los restos del primer paso.

Se pueden hacer muchas combinaciones, cada uno que escoja la que más le guste.

Se están formulando aceites en soluciones jabonosas, o Bálsamos para facilitar la retirada de maquillajes densos o retirar el factor solar.

La importancia de la doble limpieza nocturna viene dada a que los activos “factores solares” la mayoría son insolubles en agua, los minerales inorgánicos son sustancias en forma de polvo el óxido de Zinc y el dióxido de Titanio no penetran en la piel, se pueden quedar en los poros y con una limpieza única, soluble en agua sería más difícil de retirar,  que con un producto a base de aceite.

Nosotras podemos decir con certeza, que el cliente que hace la doble limpieza nocturna nos comenta que a la semana su piel nota un cambio, más luz y belleza.

Es un buen sistema para las pieles grasas-mixtas retirar el maquillaje primero con el aceite jabonoso y acabar de limpiar la piel con un gel apropiado para ese tipo de  piel.

En cosmeticamedida  formulamos:

  • -Aceite espumoso cara y ojos
  • -Bálsamos de Moringa diferentes según tipo de piel: a medida con o sin perfume
  • -Piel grasa con aceites no comedogénicos Babassu y Cartamo
  • -Piel sensible con aceite de Calendula, cera de arroz y bisabolol
  • -Piel seca con aceite de Moringa y Trigliceridos de cadena media.
  • -Piel mixta o normal bálsamo de seda, por su suavidad, azul con Spirulina azul

Con arcilla o sin,  infinidad de combinaciones. Para todos los gustos

Modo de uso correcto: se puede utilizar de dos formas rápido o con efecto mascarilla

1.-Se toma una cantidad como de una avellana, se aplica en el rostro con la piel húmeda se hace masaje y se aclara con agua, con lo cual se transforma en una leche limpiadora.

Se procedería al segundo paso con un limpiador al agua o agua micelar.

2.-Se toma una cantidad como de una avellana se masajea, con una toallita mojada en agua caliente se aplica en el rostro un momento, se enjuaga la toalla y se repite otra vez con agua tibia, arrastramos con a toallita los restos de bálsamo y se procede al segundo paso.

Si necesitas consejo no dudes en comunicar con nosotras, si tienes que hacer pedido puedes pedir muestra de tu limpieza.

Pin It on Pinterest

×

Powered by WhatsApp Chat

× +34 663 433 914