¿Cómo recuperar la piel y el cabello después del verano?

¿Cómo recuperar la piel y el cabello después del verano?

Sin darnos cuenta ya estamos en otoño, por eso, debemos prestar especial atención al cuidado de nuestra piel y cabello, ya que después del verano suelen estar más apagados, secos y necesitan un reset, al igual que nosotros.

Con la vuelta a la rutina se tienden a notar los estragos del verano en la piel y en el pelo. ¿Cómo recuperarlo y qué tratamientos usar? Después de largos días expuestos al sol, al aire, al calor, a productos químicos como el cloro, la sal del mar o jabones agresivos y a los cambios de alimentación (más grasas y alcohol), la piel y el cabello necesitan un cuidado in extremis.

Hay que tener en cuenta que con la acción de estos factores al finalizar las vacaciones es cuando más se notan los efectos de la radiación solar. Durante todas estas jornadas intensas de sol, playa y actividades al aire libre nuestra piel y cabello sufren un proceso de deshidratación constante. ¿Has notado que tu piel y cabello están más apagados, con tendencia a la descamación o más sensibles? ¿Te han aparecido nuevas marcas de expresión, arrugas o manchas? ¡No eres el/la único/a! Ten en cuenta que tu piel y tu cabello han sufrido un proceso de daño y de fotoenvejecimiento constante durante estos meses que es necesario reparar.

Así mismo, es probable que el cabello haya modificado su textura, esté más deshidratado, frágil, haya perdido el color y la flexibilidad…

 

¿Cómo recuperar la piel?

Primero, recuperando los hábitos saludables precedentes al verano: rutina de cuidado cutáneo, alimentación equilibrada, ejercicio físico… Después, teniendo en cuenta los 3 pasos fundamentales para tener una piel sana y cuidada: higiene, hidratación y protección solar (complementándolos con tratamientos semanales específicos).

En la fase de higiene, la limpieza facial es el primer paso que hay que realizar (mañana y noche). Por último, habrá que tonificar la piel para equilibrarla, refrescarla y cerrar los poros. El uso de exfoliante también será necesario, escogiendo bien el producto, y se aplicará con mayor o menor periodicidad según el tipo de piel.

Para hidratar la piel, además de una crema hidratante, será necesario contar con otros complementos como los serums o ampollas, según el tipo de piel. Los productos hidratantes que se apliquen deberán contener sustancias humectantes y ser ricas en lípidos como aceites de soja, oliva, rosa mosqueta…

Para las pieles más expuestas al sol durante el verano se recomienda usar cosméticos con una elevada proporción de antioxidantes como la vitamina C y E, que ayudarán a eliminar los radicales libres y a reparar alguna de las estructuras dañadas. En caso de que se observen manchas en la piel, se deberá seguir un tratamiento específico para eliminarlas.

Desde Cosmética a Medida también te recomendamos revisar diariamente tu piel, a fin de evitar lunares o manchas que cambien de tamaño, forma o color. Si es así, es necesario que contactes con tu dermatólogo/a.

 

¿Cómo revitalizar el cabello?

¿Quieres tener el cabello igual de sano que antes del verano? ¡Apunta!

  • Utiliza champús que contengan pH neutro, ya que son más suaves. Elige también aquellos que contengan activos reengrasantes para compensar los lípidos perdidos.
  • Aplica mascarillas nutritivas durante unos días en vez de usar acondicionador. También es una buena opción usar serums o aceites para el pelo si este se encuentra muy seco y deteriorado, así como acondicionadores de aclarado.
  • Evita secarte el pelo con secadores y planchas, y si los usas, aplícate antes un protector térmico que forme una película alrededor del cabello y lo proteja.

Después de todos estos consejos, si ves que tu pelo no mejora durante la primera semana, te recomendamos que:

  • Te cortes el pelo para eliminar la parte estropeada y sanear las puntas.
  • Te peines el cabello con cepillos apropiados y no lo recojas cuando esté mojado.
  • Tomes nutricosméticos, suplementos nutricionales especiales para recuperar y mantener la salud de tu cabello.

Además de estos consejos, recuerda que es fundamental llevar hábitos de vida saludables (alimentación sana y equilibrada, ejercicio físico, beber agua frecuentemente…) para notar los efectos que deseas sobre tu cuerpo, rostro y cabello.

 

Si necesitas ayuda para lograr este cambio, ¡contacta con nosotr@s y te ayudaremos!

 

 

Pin It on Pinterest

×

Powered by WhatsApp Chat

× +34 663 433 914