¡Descubre los mejores tratamientos para preparar tu piel para el verano!

¡Descubre los mejores tratamientos para preparar tu piel para el verano!

Cuando llega el buen tiempo y empiezan a subir las temperaturas, así como cambiamos nuestra ropa, calzado y alimentación, ¡nuestra piel también lo hace! Ahora ya estamos en la verdadera cuenta atrás para las vacaciones de verano y es tiempo de ponerse manos a la obra y de poner en marcha tratamientos que ayuden a nuestra piel a estar preparada para los días de sol, piscina y playa. ¿Has pensado ya en algún protocolo para evitar la aparición de manchas y arrugas? ¿Y en alguno que te asegure un bronceado más uniforme y duradero?

¡Aún estás a tiempo de disfrutar de estos que te proponemos! No es casualidad que sean los más demandados tanto para el rostro como para el cuerpo…

 

  • Tratamientos de limpieza completa:

Una piel sana es una piel sin toxinas. La piel muerta y los poros obstruidos hacen imposible que cualquier tratamiento pueda tener un efecto eficaz sobre la piel. Así pues, este ritual de belleza es imprescindible y se vuelve especialmente importante durante los cambios de estación. Aparte de limpiar y oxigenar la piel en profundidad, limpiar el cutis previene el envejecimiento prematuro de la piel, activa el metabolismo celular, regenera la piel internamente y previene la aparición de manchas, granitos y puntos negros.

Recuerda que en verano la piel necesita un cuidado distinto del que le proporcionamos el resto del año y que por supuesto,¡esta debe estar superhidratada!

 

  • Tratamientos vitaminados:

Todas son importantes, pero sobre todo la A, E y C son perfectas para esta estación que llega, ya que aportan protección y luminosidad al rostro. También se usan en especial para pieles apagadas o con falta de vitalidad y para oxigenar la piel en personas fumadoras. Las cremas con vitaminas añadidas penetran en los niveles más profundos de la piel liberando sus principios activos y antioxidantes, estimulando la formación de colágeno y elastina, regenerando la piel y reduciendo las arrugas.

 

  • Tratamientos con ácido hialurónico:

El ácido hialurónico es un gran aliado para nuestra piel porque es capaz de retener grandes cantidades de agua. Además, es el tratamiento facial por excelencia para pieles secas o deshidratadas, ya que penetra en las tres capas de la piel, y es un poderoso aliado contra las arrugas y las líneas de expresión.

 

  • Tratamientos antioxidantes:

Los tratamientos de este tipo mejoran el metabolismo cutáneo, estimulan la capacidad de defensa de la piel y revitalizan intensamente el tejido mejorando la reacción que se produce en la piel frente al sol. Además, ¡controlan la aparición de manchas! Esta es una muy buena opción para aquell@s que tenéis problemas de este tipo o intolerancia solar. Al mejorar la respuesta del cutis cuando se expone al sol, también ayuda a conseguir unbronceado más luminoso y uniforme, además de una piel jugosa e hidratada.

 

  • Tratamientos exfoliantes:

Previo al verano, la exfoliación es indispensable. Los tratamientos de este tipo combinan la acción de arrastre con la química de sus ingredientes. Los masajes deben hacerse de forma ascendente y ejecutarlos el tiempo suficiente para eliminar células muertas, desincrustar, limpiar en profundidad, suavizar, aportar tersura, iluminar y activar la circulación. Tras una buena ducha que retire todo el producto es necesario hidratar y nutrir la piel de forma intensa.

 

  • “Peeling detox”

Esta variante de la exfoliación ayuda a promover la renovación celular propia de la piel, evita el engrosamiento y favorece un bronceado bonito y uniforme. Este tratamiento también puede usarse para potenciar los resultados de posteriores tratamientos cosméticos o estéticos adelgazantes. Así pues, el peeling detox se trata de una exfoliación acelerada que renueva las células y por tanto, favorece la limpieza de la piel y aporta uniformidad, suavidad y luminosidad a través de un procedimiento enzimático, químico, mecánico y purificante. Sustancias como la bromelina, la papaína, el extracto de bambú y la arcilla blanca (todas con efecto exfoliante) limpian los poros en profundidad dejando la piel suave y luminosa y se encuentran frecuentemente en este tipo de tratamientos. Al igual que la exfoliación, para realizar bien el peeling es necesario hacerse un ligero masaje que potencie la circulación y permita la oxigenación de las células. Finalmente, una completa hidratación profunda, intensa y duradera es clave para mejorar el tratamiento en todos los sentidos.

 

¿Preparad@ para el verano? ¿Cuál de ellos llevarás a cabo? ¡Coméntanoslo! Y recuerda: antes de aplicar cualquier producto a tu piel, es necesario conocerla y saber qué necesita. Contacta con nosotr@s y te desvelaremos qué necesita tu piel y qué productos pueden ayudarte a conseguir su máxima salud y belleza.

 

Pin It on Pinterest

×

Powered by WhatsApp Chat

× +34 663 433 914